GUÍA PARA VISITAR BUDAPEST

¿Qué visitar en Budapest?

Budapest requiere de una visita sosegada, caminando por sus preciosas calles con los ojos bien abiertos para no perderse ningún rincón con encanto. Además hay atracciones imprescindibles que nadie debería dejar de conocer en su visita a Budapest y que por supuesto vamos a mostrar en esta guía. Sigue el mapa de Budapest  para no perderte nada.

El edificio más emblemático de la ciudad, es uno de los más grandes del mundo en esta categoría. Cuenta con 691 habitaciones y para descubrirlo de verdad, conociendo sus anécdotas e historia, es muy interesante realizar una visita guiada al Parlamento.

Fue en 1849 cuando se finalizó el Puente de las Cadenas, que uniría de forma permanente Buda con Pest. Antes de este momento se tenía que cruzar el Danubio en barco o caminando cuando el agua estaba congelada (qué emocionante debería ser ¿no?). Este puente no es el original, pues el primero fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial y fue reconstruido.

De estilo neo renacentista, fue construida entre 1875 y 1884. Asistir a un concierto puede ser una oportunidad estupenda para conocerla mientras se vive una experiencia extraordinaria.

  • Consulta con antelación las temporadas de eventos disponibles del recinto.

Una visita imprescindible en la capital húngara, tanto por su arquitectura como por el ambiente. Aquí podrás encontrar la mejor variedad de comida típica local, lo cual es una excelente oportunidad para descubrir nuevos platillos y sabores de una manera auténtica.

Abre de martes a viernes de 6 de la mañana a 6 de la tarde, sábado de 6 am a 3 pm, y los lunes de 6 de la mañana a 5 pm. Los domingos permanece cerrado.

Esta avenida fue declarada Patrimonio de la Humanidad por los preciosos edificios que la componen. Al final de la avenida está la Plaza de los Héroes, donde se sitúa el Museo de Bellas Artes, cuya visita también es muy recomendable, aquí podrás apreciar piezas del mejor arte húngaro y europeo.

El precio de los boletos es de 1400 forintos, unos 4.30 euros. Abre de martes a domingo de 10 am a 6 pm.

Alberga la biblioteca Széchenyi, el Museo de Historia de Budapest y la Galería Nacional Húngara. Se puede subir tanto en funicular como caminando, esta última opción es recomendable para admirar y disfrutar de los jardines y el bello paisaje de los alrededores, y es aún más recomendable hacer esta caminata por la noche.

En una buena visita a Budapest nadie debería perderse el placer de acudir a este emblemático balneario en el parque de la ciudad y disfrutar de un baño en sus aguas medicinales. Por lo tanto, la visita al Balneario de Széchenyi es muy recomendable.

Abre sus puertas diario de 6 de la mañana a 10 de la noche, y cuenta con una fuente de agua potable terapéutica que abre de lunes a sábado de 9 am a 5 pm.

Los costos de acceso van desde los 500 forintos (2 euros) a paquetes que alcanzan los 31 mil forinros (96 euros).

Es un mirador que está en la Colina de Buda, cerca del Castillo, desde donde se obtienen unas magníficas vistas de Budapest y desde luego de la hermosa arquitectura del lugar.